Tras la muerte prematura de Álex Lequio el 13 de mayo de este año, su madre Ana Obregón ha tenido que enfrentar su nueva vida llena de soledad y dolor. Pero hay algo que ha querido realizar aunque no pudo hasta el momento.

La actriz no ve la hora de concretar el último adiós al joven empresario, como ella tanto creía que lo merecía, rodeado de seres queridos que lo amaba.

Producto de las medidas sanitarias para contener la pandemia, al entierro de Álex solo se presentaron Ana Obregón, Alessandro Lequio y su novia Carolina. Aunque ahora la consagrada actriz deberá reunir fuerzas.

Así está prevista la celebración de un funeral para Álex, el cual será en Madrid y participarán las personas más allegadas al joven hijo de Ana Obregón. Cabe recordar que la actriz luchó incansablemente a su lado durante todo el proceso que duró su tratamiento contra el cáncer que se llevó su vida.

Una vez ocurrido lo peor, el colaborador y Ana no se han separado jamás. Primero en Barcelona y ahora en Madrid donde la actriz se encuentra instalada desde el 18 de mayo gracias a la ayuda de sus hermanas que han estado siempre a su lado.

Alessandro y María Palacios, acuden diariamente hasta casa de Ana para no dejarla sola en estos momentos tan dolorosos. Mientras tanto Obregón prepara la despedida que no pudo realizarse en su momento.

Pese a las decisiones que los han separado en el pasado, Ana y Alessandro muestran lo que han cosechado gracias al amor que sienten por su hijo. 

Mientras Ana permanece recluída, a Alessandro se lo ha visto luciendo algunas prendas que eran de su hijo a fin de sentirse más cerca suyo y homenajearlo tras su partida.