El “Súper Bailando 2019” es el ciclo que más polémicas despierta en la televisión argentina. Recientemente, una de las parejas que participa en el certamen de baile protagonizó un fuerte cruce que terminó con el sincericidio de uno de ellos: pidió cambio de pareja y sacó todos los trapitos al sol.

La revelación le costó a Sofía Pachano y Dan Breitman una baja nota, ya que los famosos no lograron convencer al jurado con la salsa de a tres, ritmo que contó con la incorporación de Ana Sans, madre de Sofía y expareja del integrante del BAR, Aníbal Pachano.

Tal como El Intransigente publicó con anterioridad, en plena previa, el humorista no aguantó más y comentó la interna que existe en su equipo: “Yo siento la presión del jurado y quiero dar lo mejor en el baile, y Dan sólo quiere hacer humor en la previa”, inició. “Es importante que una pareja tenga empatía, porque somos sólo dos y tenemos que trabajar todo el tiempo juntos”, acotó el concursante.

“La verdad es que no tenemos empatía, no tenemos química. Además, está la madre de ella en la pista y el padre en el BAR. Yo pedí que viniera mi novio para no sentirme tan solo” (sic), se sinceró Breitman, ante la atenta mirada de Marcelo.

Las palabras del bailarín provocaron el accionar del coach, quien lo mandó al frente y mostró su clara postura en el conflicto. “Sofi quiere bailar, pero Dan pidió que no quería ensayar tantos días y tantas horas. Él tira para atrás”, dijo el coreógrafo. Inmediatamente, el participante se defendió y pidió un cambio de pareja, aunque la producción, encabezada por Fede Hoppe, dijo que analizará la situación.

Tras el escándalo, llegó el turno del baile y los protagonistas de la salsa de a tres tuvieron que dejar de lado sus diferencias y enfocarse en la performance. A pesar del desafío, el jurado no los perdonó y no zafaron de la sentencia, instancia que se llevó a cabo ayer a la noche y terminó con la unánime salvación del Sofía y Dan.

Fuente: Instagram Stories de Sofía Pachano

Pero eso no fue todo: el capítulo entre ellos terminó con un final feliz, ya que la salsa fue el última baile que la pareja compartió y cada uno seguirá caminos diferentes en el ciclo del Trece. Por supuesto, le medida fue festejada por el humorista, aunque la hija de Pachano se expresó en las redes:

“Hoy se cierra una etapa de mucho aprendizaje para este trío. Lamento mucho lo que pasó y que no hayamos podido llegar a un punto medio para trabajar, dado que bailando se nos ve bárbaro”, se sinceró la joven en su Instagram Stories, y continuó con un grato agradecimiento a su coach.

“A pasar de página y dar lo mejor por Quimio con Estilo”, finalizó la participante. Por su parte, Breitman no realizó ningún comentario al respecto, aunque el cuarto ritmo, cumbia, los tendrá a cada uno por su lado.