Radio Mitre Espectáculos

3 enero, 2019

La duquesa de Sussex estaría cambiando de a poco el estilo de vida de su esposo para mejorar su salud.

Meghan

En los últimos días, Meghan Markle le habría prohibido al príncipe Harry beber alcohol, té y café. Al parecer, la duquesa de Sussex estaría cambiando algunos hábitos de su marido para mejorar su estilo de vida. Según aseguró el diario The Sun, esto es parte de una serie de cambios saludables, como la incorporación de ejercicios de yoga y el alejamiento de sustancias tóxicas.

Imagen relacionada

Una fuente cercana a la casa real británica reveló al diario UK Express que varios familiares de la pareja se sorprendieron al ver a Harry con una nueva actitud relajada. Asimismo, se pudo observar en las vacaciones en Sandringham al príncipe beber solo agua.

“Todo lo que Meghan ha hecho es demostrarle que hay opciones para vivir de manera más sana y desde entonces Harry se ha hecho seguidor de este estilo de vida. Ahora come bien, no envenena su cuerpo con sustancias nocivas, practica yoga y se muestra mucho más feliz”, explicó el allegado a la familia real.

Resultado de imagen para meghan harry embarazo

Y agregó: “Simplemente le mostró que se puede vivir de otra manera y él se ha convertido en un gran fanático. Ahora come sano, no consume cosas tóxicas para su cuerpo, hace ejercicio, un poco de yoga y se siente mucho más feliz”.

El príncipe Harry no participará de un tradicional evento por pedido de Meghan Markle

Esto forma parte de una serie de nuevas conductas que Markle le habría pedido cambiar al nieto de la reina Isabel. Hace pocos días, otra persona cercana a la pareja informó que el hijo de Carlos no concurriría a la tradicional caza, de la cual participaba cada año.

Esto se debió a que Meghan es una fiel defensora de los derechos de los animales. “A Harry siempre le encantó la caza pero ahora parece que los días de caza para él han terminado”, reveló.

¡Arde Troya! Meghan Markle habría hecho llorar a Kate Middleton

Sumado a esto, muchos portales especializados señalan que la ex actriz tendría una personalidad difícil. Es más, días previos a la boda, Harry había dado la orden a los empleados de la casa real de que “lo que Meghan pida, lo tendrá”.