* * * * Richard (como lo llama Paul McCartney) Starkey, alias Ringo Starr, es un tipo afortunado. Llegó tarde a The Beatles, cuando se fue el anterior baterista Pete Best. Fue de los Fab Four el que menos canciones compuso, el que no iba al frente, el que tenía el último lugar en el orden de idolatría masiva. Y tampoco era un gran virtuoso de su instrumento. Sin embargo, su lugar en la banda terminó siendo fundamental y por momentos tan significativo como el del resto de sus compañeros. Porque puso al cuarteto esa percusión necesaria que le dio una impronta inconfundible y porque fue una pieza valiosa desde lo humano.

Ringo es, además, un tipo simpático, querible, que acaba de cumplir 80 años con mucha gente para celebrarlo. Obligado al confinamiento, decidió armar una fiesta virtual. El pasado 7 de julio, fecha de su cumpleaños, presentó una mezcla de espectáculo, reunión de amigos, repaso de algunos conciertos y saludos de afectos muy diversos. La reunión, que tuvo un fin benéfico, se transmitió por su canal de Youtube, duró poco más de 60 minutos (en Argentina arrancó a las 21) y en su momento más convocante superó las 110.000 visitas. En esos 65 minutos que duró, hubo apoyo para Black Lives Matter, The David Lynch Foundation, MusiCares y WaterAid –los beneficiarios de los aportes solidarios de los espectadores– e imágenes de trabajadores de la salud en medio de la pandemia. Se estrenó un video de su tema “Give More Love” de 2017, en el que se vieron muchas figuras famosas de la música y el cine. Pasaron, entre otros, Joe Walsh –ex The Eagles y partenaire en la conducción que Ringo hizo desde su batería en un ambiente muy colorido–, Dave Grohl, Jeff Bridges, Peter Frampton, Bob Geldof, Olivia Harrison (viuda de George), Jackson Browne, Elvis Costello, Willie Nelson, T-Bone Burnett, Giles Martin (hijo del legendario productor George Martin), su viejo compañero Paul, David Lynch, Roy Orbison Jr y un montón de familiares: su esposa Barbara Bach, hijos, nietos y hasta un bisnieto. Y la frase que sonó como un karma, en las bocas de Ringo y de sus invitados, fue “Peace and Love”.

Las canciones que se escucharon llegaron producidas para la ocasión (pocas) o recopiladas de viejos conciertos: “It Don’tCome Easy” por el propio Ringo, “Come Toghether” por Sheila E, “All You Need is Love” en una versión algo deslucida aunque con un bello video en blanco y negro de Sheryl Crow, “Boys” por Joe Walsh, “With a Little Help From My Friends” con sus compañeros de la All-Star Band o “Helter Skelter” cantada por Paul con Ringo como invitado en la batería.

Y una curiosidad final: en un festejo previo, transmitido al mediodía por facebook, llegaron más saludos, incluido el de la Orquesta Escuela de Chascomús, que algunos supusieron que sonaría en la programación central, aunque finalmente eso no sucedió.

También te puede interesar

Galería de imágenes

e-planning ad

En esta Nota