Karina la Princesita está viviendo uno de sus mejores momentos: tuvo un verano exitoso protagonizando su primera obra junto a Flavio Mendoza en Siddhartha; piso por primera vez la pista de ShowMatch y se encuentra celebrando sus 15 años de carrera musical. Emocionada con lo que vive, la cantante publicó una intensa reflexión.

Al principio, la participante del Súper Bailando 2019 contó: “No puedo dormir, qué querés que te diga. Viví muchas cosas, muy intensas, estos dos últimos años”. Más tarde reveló: “Estuve muy triste, llegó la propuesta de Flavio Mendoza y me animé a hacer teatro. Lloré, me emocioné mucho, tuve miedo, pero me animé y aprendí”.

“Actué y bailé mientras cantaba en vivo. Hice acrobacias (lo intenté). Luego llegó el Bailando y si bien quizás ya se termina, o no, solo quiero agradecer a quienes me convocaron”, continuó la artista. “Este no es un año más simplemente. Este 2019 cumplí 15 años en la música. Hice una gran cantidad de shows en estos 15 años, en lugares con muchísima convocatoria. 5, 10, 15, 10 y hasta 85 mil personas en los lugares en los que canté yo solita”, remarcó.

“No es poco. 4 Luna Park, Rex, 6 premios Gardel, un Koney a Mejor Artista de la década, premios La Voz a Mejor voz en musical, (Premio) Hugo, teatros por todo el país y hermosos recibimientos en países vecinos”, continuó notablemente emocionada y orgullosa. “Yo estoy feliz, pero sobre todo muy agradecida”, aclaró la famosa vocalista.

“15 años en la música, soy una privilegiada. Gracias por acompañarme en todo”, concluyó muy feliz. Sin embargo, más adelante, Kari compartió un descargo contando todas las cosas duras que vivió durante su trayectoria. “¿Saben lo que más me hace sentir orgullosa de mí? Que me animo a afrontar desafíos rodeada de gente que se la pasa discriminando”, señaló.

“Que si cantás cumbia seguro no cantás otra cosa, o que no se te puede pedir más, ni bailando, ni actuando, ni haciendo nada más. Que si no sos cantante de Pop de moda no te tratan como al resto. O te llaman para que estés en el (teatro) Colón o vayas a cantar con Las Elegidas, pero siempre ponen a todas en la publicidad menos a mí”, enumeró angustiada y agotada.

“O se reparten las partes de las canciones para todas, pero el único nombre que falta es el mío. ¿Y la sororidad?”, disparó la expareja de el Polaco. “Bien, gracias. Y yo sigo con la frente en alto porque sé que algunas cosas son injustas y no las merezco ni yo, ni nadie, porque eso lastima. Pero, seguramente, preferirán decir que soy muy sensible. Lo de siempre”, concluyó.