El primer ministro chino, Xi Jinping, además de rubricar 35 acuerdos de cooperación e integración durante su visita de Estado a la Argentina, se llevó a su país un regalo muy especial que le hizo el presidente Mauricio Macri: un caballo de polo.

A su vez, la esposa del líder chino, Peng Liyuan, que en su país es tanto o más famosa (por su exitoso pasado como soprano) que su propio marido, tampoco se fue con las manos vacías: la primera dama, Juliana Awada, le obsequió una batuta que perteneció al director de orquesta Daniel Barenboim.

El caballo de polo que el Presidente argentino le regaló a su par asiático constituyó el corolario de la amistad que ratificaron ambos países durante la visita de Xi Jinping a la quinta de Olivos, y apunta a un fin muy específico, que es reinstalar ese deporte en China.

El propio Macri lo expresó en su discurso, al señalar que el líder chino le había regalado un cuadro en el que quedaba evidenciado que el polo se juega en ese país desde hace mil años y era practicado por las mujeres. “Queremos reinstalar el polo en China y ahora por lo menos vamos a arrancar con este regalo”, le dijo.

El animal es una yegua de siete años, que lleva el nombre de Luca Kazka, cuyos padres son River Slaney (ganador del ranking de padrillos 2013) y Ombucito Balconera.

Además, Xi Jiping pudo apreciar los movimientos del juego que exhibieron los jinetes Juan Pablo Bras Harriot y Benjamín Araya, de la Asociación Argentina de Polo, en los jardines de la residencia presidencial.

Allí, el premier chino se mostró interesado en observar de cerca el atuendo de los jugadores y sus montados y recibió además un casco de polo de regalo; también tomó el taco y practicó algunos tiros tratando de pegarle a la bocha.

Xi Jinping con uno de los presentes que le obsequió Macri.

En tanto, la primera dama argentina, que lució un vestido de color púrpura, se dirigió junto con la esposa del premier chino al chalet de la residencia, en cuya entrada se tomaron fotos e intercambiaron sendos regalos, luego de una breve recorrida por los jardines a bordo de un carrito de golf.

Como Peng Liyuan es cantante lírica (participó en China, antes de conocer a su esposo en programas de cientos de millones de televidentes) Awada le regaló una batuta que perteneció al director de orquesta Daniel Barenboim, junto con un compilado de sus principales conciertos.

La primera dama Juliana Awada junto a Peng Liyuan, esposa del mandatario chino.

Barenboim usa este tipo de batutas desde hace 20 años, las cuales son fabricadas por la compañía alemana “Rohema”, fundada en 1888.

Además, la esposa del líder chino presenció una breve actuación de la intérprete argentina de teatro musical Alejandra Radano.

Peng, que obsequió por su parte a la primera dama argentina dos bicicletas: una para Antonia y otra para ella, además una chalina de seda, destacó la organización del programa de Acompañantes del G20.