A pesar de que han pasado dos semanas desde el fallecimiento de Álex Lequio, el dolor entre sus familiares y seres queridos no ha cesado durante este tiempo, según reveló Amalia Obregón.

La hermana de Ana Obgregón se animó a romper el silencio y admitió que sus padres, los abuelos de Álex, han quedado muy golpeados tras la pérdida.

“Tristes… Están muy tristes”, se limitó a sentenciar la tía del empresario que perdió su batalla contra el cáncer el pasado 27 de mayo.

Amalia se ha transformado en una suerte de portavoz de la familia en estos días, ya que Ana Obregón no tiene ánimos para enfrentar a los micrófonos en este momento.

“No sé qué decir. Estamos juntas siempre y eso es lo importante. No hay palabras, imagínate”, declaró días atrás la tía de Álex.

La hermana de Ana Obregón había viajado a Barcelona para estar cerca de ella en los momentos finales de su sobrino.

Como se pudo ver en algunas imágenes, Amalia trató de sostener y apoyar anímicamente a Ana durante todo momento en la despedida del joven empresario.

Si bien la hermana de Ana Obregón no lo confirmó, habría intenciones de realizar un funeral al que pueda acudir la gente que no pudo despedirse de Álex, y hasta la intención de parte de la actriz de crear una fundación para la lucha contra el cáncer.