Maravilla Martínez cambió el ring por los set de filmación.

El ex boxeador tuvo que engordar 23 kilos para el nuevo papel que será muy importante en Pistolero, una ficción que, según explica su director, Nicolás Galvagno, “sirve de ensayo sobre la violencia”.

Lo que dieron a conocer hasta el momento con el trailer, es que la historia sucede en una zona rural “durante la dictadura de Juan Carlos Onganía, a fines de los años 60. El elenco lo completan Diego Cremonesi, Juan Palomino y María Abadi y se estrena jueves 10 de octubre. El papel que llevará adelante es el de un ladrón, el cual al parecer, estará irreconocible.

“El director me dijo: “Sergio, no quiero que tengas pinta de deportista. Ni que seas elegante ni prolijo… Y quiero que aumentes siete, ocho kilos… Al final, me lo tomé demasiado en serie (se ríe). ¡Y subí 23! ¡Y llegué a los 100!”, reveló en una entrevista con Clarin Maravilla Martínez.

“Lo que más me gusta es ser clown, sí, payaso… Estudié varios años en Madrid. Y también me preparé para ser mimo. Ser clown es fantástico. Además, te da herramientas para todo”, reveló Maravilla.