Un nuevo escándalo se suma a la ola de infortunios que suceden en la Casa Real española. Ocurrió hace unas semanas y era un día lleno de felicidad y emoción. La selección española de básquet, campeona del mundo, visitó al rey Felipe y a la reina Letizia. Todo venía bien hasta que la reina, fiel a su carácter, protagonizó un momento incómodo para todos. 

Después de los saludos y reverencias de los jugadores a los reyes, Rudy Fernández, en un amable y divertido gesto, le colgó la medalla de oro a Felipe en su cuello. El rey, presumiendo antes las cámaras, se sacó muchas fotos como un jugador más. Todo iba diez puntos hasta que sucedió lo peor…

El rey Felipe, en busca de complicidad con la reina Letizia, quiso hacer lo mismo, colgarle la medalla. Contra todo pronóstico, la reina dio un paso atrás y lanzó un “¡No!” tan fuerte, que dejó retumbando a todo el palacio, dejando atónita a toda la selección de básquet. 

El rey Felipe, todo avergonzado, se reía por no llorar. No es la primera vez que Letizia lo deja mal parado y lo humilla en público. Felipe ya está harto de estas situaciones y sus más allegados creen que ésta fue la última gota que rebasó el vaso. Y cómo olvidar la escena en Palma con la reina Sofía:

Muchos medios coinciden en que la actitud de la reina Letizia desborda al rey Felipe, y harto de los desplantes, ha decidido viajar solo a Holanda, en donde estuvo pasándola de maravillas con el rey Guillermo. Ya sabemos que el carácter fuerte de la reina no la deja olvidar nada, la reina tiene memoria. Que se preparen los españoles: una bomba puede estallar después del debut de Leonor en los premios Príncipe de Asturias.