Benjamín Vicuña se encuentra afrontando un complicado momento en su vida. Tras confirmarse su separación de la China Suárez, el actor se enteró que su padre, Juan Pablo Vicuña Parot, sufrió un ACV y se encuentra internado en la Clínica Las Condes de Santiago.

El galán tuvo que ponerle un freno a las grabaciones de “Inés del alma mía”, la serie que está rodando en el norte de Chile junto a Elena Rivera, para dirigirse a la ciudad de Santiago a visitar a su papá, según confirmó Laura Ubfal.

De acuerdo al relato de Benjamín, su padre había dejado de hablarle durante dos años, cuando él decidió dedicarse a la actuación, y le cortó toda ayuda económica. Sin embargo, tiempo después se reencontraron y decidieron olvidar el mal trago: “El reencuentro fue maravilloso, súper emotivo. Porque lo hicimos sin exigirnos, sin cuestionarnos. Como dos hombres de igual a igual. Dos tipos con sus errores y sus miserias, que no pretenden ser más ni menos que el otro. Así nació un vínculo nuevo, como de amistad, de cariño y libertad”.

“No fue fácil para él que yo quisiera ser actor. Luego me di cuenta de que parte de él está en mí y eso me permitió vivir en paz con ese lado mío. Soy socio del teatro Mori, estamos desarrollando una sala de cine en Bellavista, y no me avergüenza decir que tengo un lado de empresario, como mi papá”, declaró en alguna oportunidad.

Mientras tanto, la China recorre los parques de Disney, en Orlando, junto a sus dos hijas, Rufina (de su relación con Nicolás Cabré) y Magnolia, quien en febrero cumple 2 años.

Galería de imágenes

e-planning ad

Más Noticias