Wanda Nara y Mauro Icardi están instaladísimos en París, donde, a diferencia de en nuestras tierras, por allí el frío ya se hace notar. Por eso, salir abrigado es fundamental, pero para los Icardi-Nara abrigarse es sinónimo de lujo (y un poco de exceso y ostentación).

Lo cierto es que el atuendo que Wanda eligió para las pequeñas Francesca e Isabella resulta de lo más polémico: las niñas lucen gruesas camperas con capuchas ¿El detalle? Pieles aquí y allá.

¿Acaso se trata de pieles naturales o sintéticas? ¿Es posible que en épocas en las que las celebridades de todo el mundo deciden dejar de usar pieles en un gesto de piedad hacia los animales, Wanda vista a sus hijas con ellas?

No sabemos con certeza si las prendas de las hijas de Wanda están confeccionadas con pieles naturales o se trata de una imitación, pero, al menos, la imagen nos anima a reflexionar.