El lunes 9, cerca de las 12 del mediodía Carmen Barbieri dio la más triste noticia: a sus 83 años había fallecido Santiago Bal, quien fue su pareja durante 25 años y era el padre de su único hijo, Federico. El capocómico estaba internado desde hacía una semana en coma farmacológico con un shock séptico y falla multiorgánica.

Visiblemente dolida, Carmen contó en un móvil para Intrusos que Santiago había muerto pero que tanto ella como los hijos de Bal (Fede, Mariano y Julieta) estaban más unidos que nunca y que estaban en paz al saber que su padre ya no estaba sufriendo. Por suerte, los cuatro habían tenido la posibilidad de despedirse.

Sin embargo Barbieri no quería dejarlo ir. Angustiada, había hablando días antes con Pamela a la tarde y había afirmado que ella deseada firmemente que Santiago se salvara, así como tantas otras veces lo había hecho (le diagnosticaron tres veces cáncer, pasó por 18 operaciones y estuvo en otras dos oportunidades en coma).

Pero esta vez no fue así. Tristemente, no le quedó otra que despedir a quien fue su gran amor. A pesar de estar separados desde el 2011 cuando él la engañó con Ayelén Paleo y todo el espectáculo habló de eso, Carmen había podido perdonarlo y hasta tenía pensado alojarlo en su casa cuando se recuperara de la internación.

Finalmente, Bal nunca llegó a volver con ella pero la capocómica se encargó de recordarle tanto a él como a todos que había sido el hombre más importante para ella. “Le dije te amo y se que me escuchó”, contó. Días más tarde también publicó una imagen de Santiago con Fede y escribió “Los amores de mi vida” junto a la canción de Carlos Rivera.