El comienzo del año fue a puro dolor en el zoológico Brookfield, en Chicago , Estados Unidos. En tan solo dos semanas, el centro perdió a sus dos leones africanos, un macho y una hembra llamados Zenda e Isis.

Isis, de 14 años, fue sacrificada el martes tras caer desde una altura de 5 metros al foso de su recinto. El accidente, que no tuvo testigos, ocurrió el lunes por la manaña, dos semanas después de que su pareja, Zenda, de 13 años, se le practicara la eutanasia por sus problemas de salud.

Isis y Zenda eran inseparables desde hace 10 años. (Foto: Twitter/@Brookfield_zoo).
Isis y Zenda eran inseparables desde hace 10 años. (Foto: Twitter/@Brookfield_zoo).

El personal del zoológico revisó a Isis cerca de las 9 de la mañana y todo parecía estar bien. Media hora más tarde, la encontraron en el fondo del foso, herida y sin ganas de moverse.

Según el zoo el recinto de leones cumple con todos los estándares de seguridad con los animales y que esa altura “no significa una gran caída para un felino grande”. Pese a los cuidados, su estado no mejoró y decidieron sacrificarla al día siguiente.

Zenda e Isis eran inseparables desde hace diez años y era muy común verlos acicalándose y dormir juntos, por lo que algunos creen que la leona se tiró al vacío por tristeza.

“Obviamente es una pérdida devastadora para nosotros”, dijo Bill Zeigler, vicepresidente senior de programas de animales de la Sociedad Zoológica de Chicago, al diario Usa Today.

“Nuestro personal desarrolló vínculos muy fuertes con todos los animales que mantenemos, por lo que fue muy duro para todos ellos”, sostuvo.

Zenda e Isis solían acicalarse durante largas horas. . (Foto: Twitter/@Brookfield_zoo).
Zenda e Isis solían acicalarse durante largas horas. . (Foto: Twitter/@Brookfield_zoo).

“Isis y Zenda eran animales majestuosos que tenían un fuerte vínculo”, recalcaron en el zoo.