Carla Conte se mostró en la pileta con una bikini muy ajustada que no da mucho lugar a la imaginación. A pesar de ser bellísima, se mostró crítica de sí misma.

“Está claro que como modelo me cag… de hambre”, incluyó en la foto donde está mostrando su trasero, y donde también expresó con ironía: “Todas somos Sol Pérez”.

Muchos lo tomaron como que “le bajó el precio” a la llamada “Chica del Clima”. Pero no. Según parece, no fue más que un chiste cotidiano remarcando la perfección en el cuerpo de la rubia.
Fuente: Ratin Cero