La senadora Magdalena Odarda (RIO) y la diputada nacional María Emilia Soria (FPV) denunciaron penalmente ante la Justicia de Río Negro, en General Roca, al gobernador Alberto Weretilneck, y al Superior Tribunal de Justicia (STJ) de la provincia, por los delitos de “incumplimiento de los deberes funcionario público, prevaricato y cohecho” por su aspiración a un tercer mandato.