El encuentro del Presidente con Vidal y unos 69 intendentes bonaerenses de la coalición oficialista fue pensado como un espacio para tratar temas de gestión y analizar la realidad provincial en un año electoral.