El juicio por el que la Justicia federal de Córdoba indaga sobre su actuación durante la última dictadura a través de las acusaciones a tres exfuncionarios judiciales llegará mañana a su momento decisivo cuando el Tribunal Oral N° 2, presidido por Julián Falcucci, pronuncie su veredicto.

La denominada “causa de los magistrados” concluirá así, al cabo de más de tres meses de proceso, y luego de una larga demora de años en llegar al juicio, a raíz de sucesivos apartamientos de jueces y fiscales por sus relaciones cercanas con los acusados.

También ha sido llamada “la causa maldita”, por esas repetidas dilaciones desde que se derivó de la causa UP1, cuyo juicio se realizó en 2010, en el que se condenó a prisión perpetua, entre otros, a Jorge Rafael Videla y a Luciano Benjamín Menéndez. 

Se trata de más de un centenar de hechos en los que la acusación considera que exfuncionarios de la Justicia federal de Córdoba apuntalaron la impunidad de los responsables de aberrantes crímenes de lesa humanidad. 

Los casos sobresalientes fueron los asesinatos de 30 personas detenidas en la ex cárcel de San Martín, bajo la tutela de la Justicia federal.

Los acusados son Antonio Cornejo (exfiscal federal), Miguel Ángel Puga (exjuez federal N° 2), Carlos Otero Álvarez (exsecretario del Juzgado Federal N° 1) y Ricardo Haro (exdefensor oficial). 

Se les imputan varios delitos: encubrimiento, abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público, lo que implica desde no investigar crímenes evidentes hasta aceptar como válidas declaraciones obtenidas en sesiones de tortura. 

Al cabo de su alegato, la fiscalía pidió siete años de prisión para Otero Álvarez, cinco para Puga y para Cornejo y dos en suspenso para Haro. 

Los abogados querellantes, en representación de familiares de sólo algunas de las víctimas, solicitaron cinco años de prisión para Otero Álvarez y tres para Puga y para Cornejo. 

Los abogados defensores, en tanto, pidieron la absolución de los acusados, en todos los casos. 

La audiencia comenzará a las 10 en el edificio del Tribunal Oral Federal N° 2 . 

Además de Falcucci, integran el tribunal los jueces José Camilo García Uriburu y Jorge Gallino.

Antes de que se pronuncie la sentencia, los acusados tendrán derecho a hacer uso de la palabra y a dar un mensaje final.