Se trata de magistrados cuyos pliegos ya habían sido aprobados en el Senado bonaerense.