“Las decisiones de un país deben ser de un Presidente y no de un ministro, por eso se necesita de un líder con valores y no de un buen político. Usted pone a una persona al frente de un ministerio, pero la decisión final tiene que ser del Presidente”, declaró a Télam.