La ministra de Seguridad dijo que se trata de un “proyecto excelente y no contrario a la Constitución”, respecto a la iniciativa de la ley de Perjurio presentada por el Gobierno, que establece penas para quien en una declaración indagatoria falsee a la verdad.