Con la jura de los diputados electos el 27 de octubre, la Cámara baja tendrá una nueva conformación a partir del 10 de diciembre. Alberto Fernández sabía que, por el caudal de votos, no llegaría a la mayoría automática, pero una jugada de Sergio Massa, que presidirá la casa, lo dejará al borde del quórum propio.

El Frente de Todos sumó diputados y se alió con bloques independientes en las últimas horas. En cada sesión partirá con un piso de 120 legisladores, que podrá estirar, hasta alcanzar a veces los 129 necesarios para el quórum, gracias al apoyo de desencantados del macrismo.

Pablo Ansaloni, Beatriz Ávila y Antonio Carambia son los tres diputados electos el 27 de octubre por Juntos por el Cambio en Buenos Aires, Tucumán y Santa Cruz que a partir del 10 de diciembre formarán parte del interbloque filokirchnerista Unidad y Equidad Federal.

Ese interbloque tendrá ocho bancas en total. Además de los tres legisladores que llegaron con el macrismo al Congreso, pero se sumarán al kirchnerismo cuando sea necesario su voto, también lo conformarán José Luis Ramón, Luis Digiácomo, Ricardo Wellbach, Diego Sartori y Flavia Morales, como publicó La Nación.

Del otro lado del recinto quedarán los diputados que responderán al presidente saliente Mauricio Macri. Inicialmente, ese espacio sería la primera minoría, pero con las algunas bajas quedará en 116, entre los diputados del PRO, la UCR y la Coalición Cívica.

En el medio quedarán los referenciados con Roberto Lavagna, el candidato que salió tercero en las elecciones. El Interbloque Federal será presidido por Eduardo “Bali” Bucca, exintendente de Bolivar, y estará integrado por Graciela Camaño, exsocia política de Massa.

Por último quedarán algunos legisladores que defenderán los intereses de los gobernadores de sus provincias y el Frente de Izquierda (FIT).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here