Algunos niños tienen la suerte en verano de no hacer deberes ni actividades de recuerdo o refuerzo de lo aprendido durante el curso escolar. Otros, en cambio, sí que aprovechan todas esas horas lúdicas para repasar los conceptos. Y, ¿cómo lo hacen? ¿En papel y con boli o a través de un PC o dispositivo móvil?

La mayor parte de los materiales educativos en España siguen siendo en papel, aunque cada vez hay más títulos disponibles en edición digital. Según los últimos datos de la Asociación Nacional de Editores de Libros y material de Enseñanza (ANELE), durante el pasado curso escolar se editaron 796 títulos menos (-2,4%) en papel, mientras que los títulos editados en soporte digital han aumentado en 1.575 títulos más (+ 13,8%).

Pero, ¿qué pasa con los tradicionales cuadernos de vacaciones?

Doble (papel y digital) o nada

Las editoriales de libros de texto con las que hemos hablado nos confirman que tienen propuesta de material tanto en papel como en digital. En Everest, por ejemplo, fuentes de la compañía nos aseguran que “no nos planteamos editar un libro sin que esté disponible en digital, sea de la temática que sea” y que incluso lo anunciamos en la cubierta de los libros para que los usuarios puedan acudir a esta versión digital.

Javier Goimez Coordinador De Tecnologiia De Negocio De Sm

Javier Goimez Coordinador De Tecnologiia De Negocio De Sm

Javier Gómez, coordinador de tecnología de negocio de SM

Javier Gómez, coordinador de tecnología de negocio de SM, nos explica que en su empresa se pretende hacer una doble propuesta de cara a estos meses de verano. Los cuadernos tienen una versión en papel que “se complementa con una serie de juegos en formato digital que son accesibles desde la web” pero, además, se ha desarrollado una versión 100% digital. Se trata de una app, que está disponible para móviles y tabletas Android e iOS, y que se llama M.A.R.S. (Misión Aprender Repasando con SM).

“Lo que diferencia a M.A.R.S. de los cuadernos en papel es que, tomando como base los contenidos curriculares y la secuenciación de esos cuadernos, se ha generado una nueva versión totalmente nueva en la que focalizamos totalmente la experiencia del niño para que sienta que está jugando y no repasando”, asegura Gómez. Esta aplicación está disponible para los cursos de 3º a 6º de Educación Primaria y se engloba dentro de un proyecto bautizado como Apprender. “Este tipo de iniciativas son bien recibidas tanto por el público como por los expertos en educación y en tecnología, y nos refuerza en nuestra idea de seguir desarrollándolas para seguir buscando nuevas formas de ayudar a los profesores y a las familias para ofrecer los mejores contenidos digitales para los niños”, asegura el coordinador de tecnología de negocio de SM.

Recursos en forma de apps

Las editoriales cuentan con recursos educativos para el verano disponibles en las tiendas de aplicaciones móviles, especialmente en Google Play.

Everest

Everest

Vacaciones Everest en una tablet

Así, Vacaciones Everest consta de tres libros que incluyen una serie de actividades “divertidas, presentadas de forma lúdica, para reforzar los conocimientos que los niños y las niñas han aprendido durante el curso”, explican desde la editorial. Estos recursos pueden encontrarse en papel y también en digital a través de Google Play, donde cualquier cliente o persona interesada puede adquirirlos en Google Play por un precio “y son suyos en propiedad como cualquier otro producto que se compra en tienda”. Se pueden leer indistintamente en móvil, tablet, ordenador y e-reader.

Los tradicionales cuadernos Rubio también están disponibles en forma de aplicación y versión web, pasándose a llamar iCuadernos. Fuentes de la compañía aseguran que esta app se ha descargado más de 200.000 veces (tanto en España como en México, Estados Unidos y Colombia). Caligrafía, operaciones matemáticas y problemas conforman el temario principal de estos cuadernillos que adoptan forma de juego: tienes 20 niveles para desbloquear. Además, los niños pueden elegir su propio avatar personalizado y, según vayan superando las tareas, la aplicación les irá obsequiando con medallas.

Enrique Rubio, director general de Rubio, asegura que “la clave de iCuadernos es conseguir que los niños encuentren un componente de diversión y no sientan que, simplemente, están haciendo deberes”-

Mientras, en la aplicación de SM (disponible para iOS y Android por 4,49 € para cada curso de 3º y 4º de Primaria, y por 5,49 € para cada curso de 5º y 6º) no es necesario registrarse y se puede empezar a jugar “teniendo acceso a todo el contenido” desde el primer momento. No obstante, desde SM intentan que los padres se registren incentivando con una serie de ventajas “que consideramos que son importantes”, como la sincronización entre varios dispositivos o el poder “obtener información sobre el desempeño del niño, gracias a una serie de cuadros de mando en el que se recogen estadísticas sobre tiempo de uso, contenidos reforzados por el trabajo del niño, número de sesiones activas, etc.”, explica Javier Gómez. Además, si se registra se puede usar la app sin estar conectado a Internet. “Contamos con un equipo especializado en contenido digital que se ha asegurado de que prime la experiencia gamificada para que el niño sienta que el tiempo de trabajo con la app se acerca más a un juego que a un contenido de repaso”, señala este responsable.

Las tablets son para el verano

Según los datos de SM, su aplicación se ha descargado aproximadamente 10.000 veces en lo que llevamos de año y confían en que esta cifra aumentará de manera muy importante durante los próximos dos meses. “El año pasado, sin apenas promoción y con solo dos cursos, M.A.R.S. consiguió aparecer destacada con el número 1 en el ranking de apps educativas de la Apple Store en España”, señala Gómez.

Market Tablet 04

Market Tablet 04

Pantallazo de M.A.R.S.

Estos datos, ¿suponen cifras mejores que los cuadernos en papel? El coordinador de tecnología de negocio de SM asegura no tener el dato exacto de las ventas de los cuadernos en formato papel, pero tira de un estudio realizado durante la feria YOMO en Barcelona este año: 9 de cada 10 niños aseguran que los contenidos en formato digital les motivan más y mejor para aprender. “Partiendo de esto, estamos seguros que con el tiempo cada vez serán más los padres que elegirán este tipo de contenidos para que sus hijos repasen en vacaciones”, señala.

Sin embargo, en la editorial Everest aseguran que la venta en papel sigue siendo preferente. “Es raro que una edición digital suponga el 5% de la venta total de un título concreto”, concluyen.

La apuesta exclusiva por el papel

Aunque muchas editoriales ofrecen los tradicionales cuadernos de verano en formato digital, hay otras que no tienen esta opción.

Es el caso, por ejemplo, de Anaya, de la que no hemos encontrado estos recursos ni en la tienda de aplicaciones de Google ni de Apple. La editorial sí tiene un proyecto digital en el que hay libros de texto, pero en el catálogo de materiales para el verano solo aparecen cuadernillos físicos.

Mientras, en Santilla sí que hay mucha oferta de aplicaciones y recursos digitales, tanto para padres como alumnos y profesores. Y disponibles para muchos niveles formativos. Pero tampoco hemos localizado ninguno específico para los meses de verano.

Si nos vamos al sector del aprendizaje de idiomas, Oxford Univeristy también tiene un catálogo de cuadernos para el verano, pero solo en soporte físico.