Con el dedo índice en alto, con los ojos encendidos, con mucha bronca… Así le habló Marcelo Gallardo a Néstor Pitana en el final del partido. Un rato antes habían sobrado las polémicas arbitrales. Sin embargo, el Muñeco no lo encaró al juez por ninguna de las jugadas que pudieron cambiar el rumbo del encuentro. Su indignación tenía otras razones. “¡Nunca más le digas pendejo a un jugador!”, le reclamó el DT.

Si bien Pitana pareció querer evitar el entredicho, Gallardo se la siguió. “Le faltaste el respeto a Montiel”, le gritó, mientras lo querían separar. “No les faltes el respeto a mis jugadores”, le advirtió.

Gallardo venía de una semana complicada en cuestiones arbitrales por las polémicas que dejó la implementación del VAR en la semifinal ante Lanús. Este domingo también Pitana tuvo fallos que enojaron a ambos lados. A River lo perjudicó al anularle un gol a Scocco -cobró corner- que hubiera significado el empate. Pero el Muñeco no se detuvo en eso. Seguía gritándole: “No le faltes el respeto a los jugadores”.

Mirá también: El veredicto de las cinco polémicas

Mirá también: “Otros se conforman con el campeonato”

Mirá también: Un solo grande