River se trasladó desde Buenos a Mendoza con el plantel completo, con 29 jugadores (incluso Mora, Martínez Quarta, Larrondo, Lollo, Mayada), cuerpo técnico y dirigentes. Cientos de hinchas le dieron una bienvenida bien calurosa y colorida, a la espera de la final del sábado, desde las 19.15, ante Atlético Tucumán. El que se llevó mayoría de flashes y gritos fue Marcelo Gallardo, cual rockstar, idolatrado por todos. El Muñeco firmó autógrafos, se sacó incontables selfies y levantó a un niño que no paraba de llorar. Lo calmó con un beso en el cachete.

Mirá también: Las claves de la final

Gallardo, el más ovacionado de todos

Por Ariel Cristófalo (Enviado especial).

Mirá también: Formaciones de sábado

La llegada de River a Mendoza

Por Ariel Cristófalo (Enviado especial)