Marina

Friedlander

Periodista

En su semáforo de economías regionales que publica en forma mensual, Coninagro resaltó que el 2018 “evidenció un gran deterioro” para la mayoría de las producciones.

Los motivos tienen que ver con la devaluación, que “produjo un brusco cambio de los precios relativos”. Si bien reconoció una mejora en los rubros que generan productos mayormente exportables, señaló que “en general no fue tal el beneficio“.

De las 19 economías relevadas por Coninagro, en un total de 15 la suba de los costos fue superior al aumento de los precios durante el año pasado.

“La preocupación frente a lo que muestra este semáforo se centra en dos temas: las producciones que pueden dar trabajo y generar empleos están mal. Y está complicada la economía por la caída del salario, que afecta el consumo y termina impactando en la producción. Entonces, un problema regional termina haciendo efecto dominó sobre lo nacional, e impacta en el ciudadano en general”, expresó el presidente de la entidad, Carlos Iannizzotto.

Por el lado de las ventas al exterior, el relevamiento mostró que solo 10 actividades mejoraron su desempeño. “Por más competitiva que se muestre una actividad luego de la devaluación, para aumentar la exportación hay que tener primero la producción, luego los mercados, y finalmente una cultura exportadora que no se genera de un día para otro”, consideró Coninagro.

Enlace corto a la nota