Si algo ha ha hecho el Ciclón en los últimos tiempos, además de ganar títulos, es darse a conocer a nivel internacional. Esto queda ejemplificado al sólo mencionar los casos de aquellos históricos encuentros ante los equipos de la NBA Toronto Raptors y Cleveland Cavaliers, además de los duelos ante Real Madrid y Barcelona. Todo eso en un puñado de años.

Sin embargo, en este caso nos centraremos en lo que fue el bicampeonato en la Liga de las Américas, máximo certamen continental en lo que se refiere al básquet. Fue algo muy significativo para el club ya que le permitió convertirse en el segundo equipo que lograse el bicampeonato de forma consecutiva; su rival en la final, Guaros de Lara (Venezuela), ya lo había hecho en las ediciones de 2016 y 2017. Sumado a la obtención del trofeo, también es importante destacar que el Final Four se volvió a disputar en el Polideportivo Roberto Pando, al igual que en el 2018, por lo que sirvió para que la figura del club continúe siendo reconocida en todo el continente.
En la previa del torneo, estaba claro que San Lorenzo, Guaros de Lara y Paulistano de Brasil eran los tres principales aspirantes al título. En el caso de los dirigidos por García en ese momento, su participación comenzó en los primeros tres días de febrero, integrando el grupo C. Los otros conjuntos que formaron parte de este grupo fueron Mogi Das Cruzes (Brasil), Las Ánimas de Valdivia (Chile) y San Martín de Corrientes. Esta primera fase se disputó en territorio chileno. En las siguientes etapas, el Ciclón iba a tener la ventaja de ser local tanto en las semifinales como en el Final Four.
En el debut, el Ciclón aplastó 103-78 a Mogi. Luego, en la segunda fecha, vencieron 71-59 a los correntinos y, en la última, superaron 93-70 a los chilenos. De esta manera, fueron los primeros clasificados al obtener puntaje ideal y con una diferencia de 60 puntos a su favor.

Más tarde, del 15 al 17 de marzo, integraron el grupo F en las semifinales; junto con Las Ánimas de Valdivia, Guaros de Lara y Capitanes de Arecibo (Puerto Rico). Cabe recordar que los ocho equipos clasificados a esta fase fueron los primeros y segundos de cada grupo. En esta etapa, el conjunto azulgrana sufrió su única derrota en todo el torneo al haber caído 57-66 frente a los venezolanos. Por otra parte, volvió a vencer a los chilenos (89-53) y superó a los puertorriqueños (62-95).
Ya en el Final Four, los Cuervos vencieron cómodamente a Paulistano 58-76, mientras que Guaros de Lara también superó con holgura a Capitanes de México por 81-66. Llegó la esperada final, y en un partidazo, San Lorenzo se consagró bicampeón al vencer 64-61 al conjunto venezolano. Un gran equipo, sólido y con Dar Tucker como la figura en la ofensiva. El escolta jordano fue premiado como el MVP del torneo y promedió 16,3 puntos; 4,3 rebotes y 1,9 asistencias por partido. Además, también es necesario destacar el aporte del pivot uruguayo Mathias Calfani y el base estadounidense Donald Sims, siendo ambos fundamentales para la obtención de este título, y posteriormente, el tetracampeonato de la Liga Nacional.

Reviví lo mejor de aquel partido definitorio ante Guairos

[embedded content]

Dar Tucker, con el trofeo de campeón y también de MVP de aquel torneo.

En este 2020, el Ciclón está muy cerca de volver a jugar la final de este certamen e ir por la hazaña del tricampeonato. Veremos si el sueño se hace realidad…